lunes, noviembre 30, 2015

Rey Nikochán, el malote de Dr. Slump.


Estos dos simpáticos ET's procedentes del planeta Nikochán aparecen durante la serie como enemigos de Arale Norimaki (unos de tantos), a quien no soportan por su poder y por su habilidad intrínseca para fustrar contínuamente sus planes de conquista de la Tierra, la cuál ven como un territorio accesible e interesante y hacerse los amos de la Humanidad.

Lo curioso de este dúo es su aspecto rechoncho y gracioso que dan ese toque de humor torpe de muchos de los villanos creados por Akira Toriyama.

Este rey tan peculiar de tempereamento fuerte se encarga de dar órdenes a su fiel servidor, quien acata sus mandatos sin rechistar. Su sirviente anaranjado provee a su rey de datos y estadísticas para llevar a cabo el objetivo de conquista terrestre y parece ser la mano derecha de éste. Dado que siempre está resolviendo las dudas de Nicochán todo hace indicar que se trata de un fiel e inteligente compañero de confianza.


Arriba os muestro una camiseta de Dr. Slump bastante molona que pude encontrar en una tienda de mi ciudad, muy fiel al personaje de antaño, de los años 80 y que me llamó la atención.
Lo cierto es que tanto el color verdoso como el personaje dan bastante el pego

El malvado rey Nicochán y su fiel súbdito eran la leche! Siempre me han hecho gracia estos personajes secundarios con antenas y con el culo en la cabeza junto con Suprunamán, otro de los personajes estelares que parodiaban al personaje de Joe Shuster.

Aunque no tenga mucho que ver con el hilo del artículo... Cómo decía Suprunamán en la versión catalana, algo que se me ha quedado muy en el subsconsciente de por vida: "En supraman menja prunes. Prunes supraconfitades". Y es que dicho personaje siempre iba en un monopatín haciendo ver que volaba por toda la vila del Pingüino.

Con esta "breve" información me despido desde el planeta Nicochán!

Related Articles

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Holaaaaa Fran! me encanta este escondrijo, aquí se respira buen ambiente y mejor calidad.

Francisco Ruiz dijo...

Muy buenas anónimo, me alegra de que te agrade. Un saludo. :)